Home > Curiosidades > El FBI persiguió a dos estafadores del juego Diablo III

El FBI persiguió a dos estafadores del juego Diablo III


Aunque parezca algo improbable y hasta increíble, lo cierto es que la mundialmente popular FBI se tomó el trabajo de investigar una serie de robos de objetos virtuales en el juego Diablo III. De acuerdo a los documentos del caso, los usuarios vendieron armaduras y armas robadas en un monto de 8.000 dólares, algo que los llevó a la prisión en la vida real.

Diablo III

El caso data del 2012, cuando Patrick Nepomuceno compró una herramienta de acceso remoto que servía para tomar el control de otro ordenador y poder realizar cualquier tipo de acción de forma remota. En este caso, el procedimiento de la estafa consistía en que esta persona junto con otro usuario, Michael Stinger, se comunicaban con las víctimas en el juego enviándoles un enlace que, según ellos, se trataba de la captura de imagen sobre un ítem raro. Lógicamente al ingresar en él se descargaban dicha herramienta de acceso remoto.

Según Stinger, no era consciente de los métodos empleados por Nepomuceno, quien no conseguía los objetos más valiosos del juego para avanzar en la historia, sino para intercambiarlos por dinero real. Sin embargo, a finales del 2012 sufrió el ingreso del FBI en su casa para llevarse su PC y acusarlo formalmente de delito.

De acuerdo a los documentos legales, Stinger y Nepomuceno robaron a entre veinte y treinta jugadores para luego vender el botín por un total de 8.000 dólares reales. La decisión del juez fue declararlos culpables con una pena de tres años para Stinger y dos para Nepomuceno, además de tener que pagarle a Blizzard una suma de 5.654,61 dólares. Ambos actualmente están en libertad condicional.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...


Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *