Home > Curiosidades > Crean silla de ruedas que se moviliza sin el uso de las manos

Crean silla de ruedas que se moviliza sin el uso de las manos


Hablar de una silla de ruedas lo suficientemente avanzada para moverse sin que el usuario discapacitado que la habita utilice sus manos y presentar a su creador bajo la imagen de un calvo seguramente enlaza al Profesor Xavier de los X-Men. Sin embargo, no se trata de una característica de un comic de Marvel sino a una realidad denominada Ogo.

Ogo Silla

Ogo es la creación del ingeniero Kevin Halsall como parte de la idea de ayudar a su amigo Marcus Thompson al ver las dificultades que este tenía para moverse con libertad a través de las sillas de rueda actuales tras quedar parapléjico en un accidente de esquí. La clave se encuentra en un funcionamiento similar al de los vehículos Segway o similares que tan de moda se encuentran.

Así, en vez de recurrir a las manos para mover las ruedas o utilizar un control basado en un vehículo con motor incorporado, aquí el usuario solo debe desplazar el peso de su cuerpo hacia el lado al que quiera ir y la silla responderá correctamente. De esta manera, se deja mucha más libertad para utilizar ambas manos y realizar actividades mientras hay movimiento.

Como tecnología complementaría, tampoco falta un joystick que sirve para mover la silla con mayor precisión y unas asas a los lados para ser útil en aquellas personas sin control sobre sus abdominales. Incluso, no se ausenta un freno de mano que permita completar tareas sin temor a inclinarse y provocar un movimiento de la silla indeseado.

Por último, no faltan especificaciones como inclinación de 30 grados, mayor velocidad máxima que los modelos tradicionales y una batería de litio con una autonomía de 40 kilómetros que permite un desplazamiento para todo el día. Se espera que su salida pública al mercado no tarde mucho en llegar y a un precio asequible que sea inclusivo para la mayor cantidad de discapacitados posible.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...


Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *